domingo, 24 de septiembre de 2017

Esta frase me saltó en mi móvil cual un relámpago un viernes a las 16 horas. Era un mensaje de Sergio Cancelo, co-fundador de Happy Force, y sinceramente, estoy totalmente de acuerdo. Cuando observas a diferentes profesionales de distintas áreas como marketing, producción, diseño, investigación, incluso finanzas, descubres la cantidad de personas en puestos de impacto en la compañía con un gen freak. ¿A qué me refiero con esto? Que son gente apasionada por los matices de su profesión, que investigan y leen el más allá de cada uno de aquellos puntos que impactan en su trabajo.
Sin embargo, en la gestión de personas, parece que nos hemos quedado un poco atrás en este sentido.
El perfil arquetípico del Responsable de RRHH tiene cierto miedo a las novedades, no se atreve a jugar con nuevas herramientas, siente que no es capaz de convencer a la dirección general o en otros casos, no se suele asomar al núcleo del negocio para conocer de primera mano cual es el motor de la compañía.
Desde mi punto de vista, un freaky de la gestión de personas debería tener características como estas:
  • Que le gusten las personas de forma innata.
  • Interés genuino por las conversaciones que mantienen los líderes con sus equipos, generando en los líderes de las diferentes áreas la confianza para ser consejero y acompañante en el acompañamiento de los equipos.
  • Innovador en sistemas de gestión que acompañen los cambios culturales y estratégicos de la compañía y las decisiones tácticas y operativas.
  • Entender y diseminar la importancia de generar equipos de alto rendimiento y organizaciones saludables tanto en su concepto higiénico (Salanova, 2009) y su concepto estratégico (Keller y Price, 2013)
  • Ser un embajador de embajadores de la marca empleadora de la empresa.
  • Tener siempre el foco en aportar valor al negocio a través de las políticas estratégicas de gestión de personas.
  • Interés y conocimiento del día a día del negocio. Acompañar y conocer de primera mano y de forma constante a profesionales de todas las áreas de la compañía.
  • Inventor de KPI’s que conviertan en cuantitativo lo cualitativo.
  • Apasionado por todo el conocimiento referido a la psicología humana y organizacional, a nivel divulgativo como nivel científico conociendo los métodos científicos de investigación. Y del desarrollo personal y profesional.
  • Buen diseñador de estrategias de comunicación que contemplen tanto las áreas formales de la compañía, como las informales.
  • Conocer y saber racionalizar la legislación laboral para que permita dinamizar las estrategias corporativas.
  • Motor de cambio a nivel tecnológico apostando por Apps que se integren en el día a día del empleado.
  • Huir de la burocracia y la administración sistematizándola a través de la tecnología.
  • Y, principalmente, ser vendedor de los beneficios e impacto del área de personas en la empresa.
Desde mi punto de vista, todos los responsables de gestión de personas, debemos empezar a obligarnos a salir de nuestra zona de confort y soñar con cómo queremos que sean nuestros departamentos y cómo queremos impactar en las compañías.
¿Y tú, eres un HR Freak?

No hay comentarios:

Publicar un comentario